Operación Viniki

Operación Viniki

Llega el buen tiempo y conforme la temperatura aumenta nuestra ropa disminuye. Rebuscamos en las profundidades del armario con la intención de sacar nuestra ropa veraniega y devolver la pesada ropa de invierno al lugar del cual jamás debió salir. Tratamos de restablecer el orden natural de las cosas pero sucede algo. ¡Oh, no… La camiseta de tirantes que tan bien lucias el año pasado parece haber encogido! y no parece ser la única prenda. Pero ¿Qué ha podido suceder? Indagas si las profundidades del armario tienen las condiciones atmosféricas correspondientes, si por algún casual la humedad, el algodón barato o un nomo gallego ha encogido tu ropa, pero no, la realidad es mucho menos compleja y más cruel. La ropa esta bien… el problema eres tu.

Hecho este descubrimiento y lamentándote por haber tirado tu báscula la cual creíste que no funcionaba correctamente, miras con recelo la invitación de tus amigos de este finde para realizar una barbacoa. Prometiste la última noche vieja, que este año sería distinto y gracias al poder mágico de la ropa interior creíste que lo conseguirías.

¡Que no panda el cúnico! Hay vídeos en youtube que ofrece la posibilidad de conseguir un cuerpo atlético en apenas 2 meses. Eso sí, quizás, tengas que hacer algún que otro sacrificio con la alimentación, pero ¿Qué sacrificar?¿El picoteo de medianoche? ¿No echarle azúcar al colacao? ¿Dejar las salidas con los amigos? ¿Dejar mi copa de vino después de cenar? NO, ¡Jamas! Se tratar de perder unos kilitos no de ser un paria social.

¿Qué pasaría si os dijese que el vino puede ser uno de los mejores aliados para perder peso? ¿Demasiado bonito para ser verdad? Pues no, y aquí os demostramos por qué.

Según un estudio realizado por la universidad de Washington y de la Facultad de Medicina de Harvard (Si, la que mola, la de las películas) demostró, sobre una muestra de 20.000 mujeres en un periodo de 13 años, concluyeron que aquellas mujeres que bebían un promedio de dos copas de vino al día reducían significativamente sus probabilidades de padecer obesidad.

Otro estudio, en esta ocasión de la universidad estatal de Oregon demostró que beber vino puede contribuir a la quema de grasas.

Los expertos coinciden, el vino es un buen aliado para bajar peso y todo sea dicho de paso, para disfrutar y pasar un buen momento (siempre con moderación). ¿Y cúal es la explicación para este hallazgo? La explicación científica a todo esto se trata de un polifenol llamado Reveratrol que tiene la función de convertir la grasa blanca que corresponde con aquella que se almacena en nuestro cuerpo y no conseguimos eliminar , en grasa beige que es una grasa fácil de descomponer y eliminar consiguiendo así eliminar esos kilos de más. ¿Os ha quedado claro, no?

Por último os dejamos dos recomendaciones:

La primera, es que por lo que más queráis no echéis azúcar al Colacao. En serio, dejadlo ya.

La segunda, es que no os cortéis a la hora de tomar una buena copa con vuestros seres queridos que este verano está para disfrutar y no para contar calorías.

Dejar un comentario

Abrir chat

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar